madre-soltera-educacion

La educación de los hijos de madres solteras

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Las madres solteras se preocupan mucho por la educación de sus hijos, tienden a tener dudas, miedos, pero sobre todo padecen de falta de confianza tanto en su capacidad para criar hijos normales y felices como en ellas mismas. Gracias a esa falta de confianza muchas veces las madres solteras cometen muchos errores en relación a la educación de sus hijos.

La educación de los hijos depende de la madre soltera, la educación de los hijos no la pueden dejar en manos de alguna persona extraña que ni conoce ni le interesa el bienestar del niño, se tiene que aprovechar sus primeros años para estar con el, acompañarlo y ayudarlo en esa etapa de su vida, la cual es una de las mas difíciles para ellos porque aprenden nuevas cosas las cuales deben tener presentes para afrontar el mundo en el que vivan.

Entre los errores más frecuentes que cometen las madres solteras en la educación de sus hijos podemos mencionar:

La sobreprotección: Debido al tesoro que representan los hijos para las madres solteras estas se vuelcan tanto en ellos que lleva a las madres a tomar actitudes de sobreprotección que en ocasiones funcionan como mecanismo para compensar el rechazo hacia el niño.

Si una madre soltera es joven en muchas ocasiones mantienen una relación de amor-odio con el niño, al que por un lado quieren, pero que es el responsable de la pérdida de su adolescencia o juventud como etapa vital en la que todavía no están muy definidas las responsabilidades, por lo que las madres solteras jóvenes deben trabajar en este aspecto ya que de lo contrario será muy perjudicial para los dos.

Omnipotencia o impotencia: Generalmente existen dos estilos de pensamiento y comportamiento en relación con la asunción de las responsabilidades parentales que las madres solteras pueden llegar a presentar.

Uno de los estilos de pensamiento que adoptan algunas madres solteras, es el de hacerse cargo de todo, poder con todo: decisiones, tareas, trabajo, normas, dificultades, etc., esto genera un gran estrés que sobrepasa las capacidades y facultades de las madres solteras.

El otro estilo de pensamiento que adoptan algunas madres solteras es el de dejar que los abuelos asuman la educación de su hijo, manteniéndose al margen de las decisiones, pues al fin y al cabo son los que los están manteniendo a ambos. Se sienten impotentes de poder sacar adelante la responsabilidad que conlleva la educación de sus hijos.

Perfeccionismo: Algunas madres solteras adoptan la actitud de perfeccionistas esta actitud funciona en ocasiones como un mecanismo de compensación del error cometido: tratar de ser la mejor madre del mundo para así demostrar al mundo entero y a sí mismas que a pesar de ser madres solteras, son capaces de hacerse cargo de la situación sin depender de nadie o sin pedir ayuda a terceras personas.

Para una madre soltera asumir responsabilidades y desempeñar las funciones parentales con éxito implica ser consciente de las propias limitaciones y de los derechos personales.

Se recomienda que la madre soltera pida ayuda en ocasiones, que aprenda a delegar responsabilidades cuando sea necesario y que busque apoyos para no sobrecargarse.

Uno de los consejos más importantes para madres solteras es que traten de formarse, estudiar o aprender un oficio para que la ayude tanto a nivel personal como en la educación de sus hijos ya que serán el único apoyo al cual recurrirán en caso les surja alguna duda con los estudios.

Si una madre soltera no pudiera estudiar o capacitarse por algún motivo debe tratar de pedir ayuda a familiares o amigos que estén mejor instruidos para poder prestar la ayuda necesaria a su hijo en su educación.


Inicio ↑