Consejos para las madres solteras

facebooktwittergoogle_pluspinterest

Hay muchos factores que llevan a que una mujer enfrente el embarazo y el nacimiento de su hijo sin una pareja, por lo que serán madres solteras, estas madres deben estar preparadas para brindarle los valores del hombre en el momento en que el hijo los necesite.

Las madres solteras deben desempeñar las funciones tanto del padre y madre. Esto es, junto al amor y las caricias tiernas de una madre, y sin confundir autoridad paterna con violencia, estas madres deben crear la disciplina y ambiente de orden y respeto que todo niño necesita.

El primer paso para salvar esta situación es aceptarla, luego encontrar a las personas que pueden brindar apoyo y que la madre soltera desearía que la acompañen. Puede elegir un familiar o un amigo que la haga sentir segura, esto apoyará a la madre soltera para desempeñar su tarea.

Una de las primeras cosas que hay que remarcar es que, apenas el niño tenga la capacidad para entender las situaciones de la vida se le debe explicar su situación, el niño merece respuestas sin mentiras, las que deben llegar en el momento y la forma apropiadas, expresadas en un lenguaje sencillo que pueda entender. Deben evitarse los rencores hacia el padre ausente, sin desmerecer su figura ni idealizarla.

Es común que la madre soltera experimente algún tipo de culpa frente a su hijo e intente sobreprotegerlo, o sea demasiado permisiva, o no ponga límites, o lo sobre estime. O pueden presentarse situaciones opuestas, donde la madre muestra rechazo por el niño, o lo hace sentir culpable de sus problemas, un elemento que ayuda frente a este dilema es no preocuparse de más por el futuro, ofrecer mucho amor y cuidado al hijo, recibir el apoyo de algún familiar. Pero sin olvidar los límites.

Se debe relacionar a los hijos con miembros de la familia o de la comunidad que sean una presencia masculina positiva. Los niños aprenden por imitación. Por eso, el abuelo, el tío, el entrenador de fútbol, etc.,  puede ser una imagen buena para ayudar a los hijos, especialmente los varones, a tener una sana identidad con su género, y a las niñas, una buena imagen masculina.

También se debe evitar hablar mal del padre en presencia de los hijos. Ya sea que el padre los haya abandonado o que haya habido un divorcio difícil, los problemas de pareja son diferentes de la relación de los hijos con el padre. Y si no hay nada bueno que comentar, por lo menos evitar las críticas.

Otra cosa muy importante es reafirmar en los hijos la idea de que ellos han sido siempre deseados y esperados con amor, por parte de su madre, y recibidos con alegría en el ceno de la familia de la madre, ayudará a los hijos a minimizar su sensación de ser “indeseados” o “ilegítimos”.

En lo económico, es una situación muy difícil, por lo que la madre soltera deberá aceptar toda la ayuda disponible, para que pueda cubrir los gastos importantes como medicinas, doctores, etc.

Es importante que la madre soltera tenga contacto con otras personas, no se limite a vivir para su hijo, para que el niño conozca a más personas y tenga una mejor relación con ellos conforme va creciendo.

La madre soltera debe continuar realizando actividades que la hagan feliz, y si no las tenía, que las busque. Puede ser cualquier actividad que le reporte buenos momentos, como un club de lectura, manualidades, deportes. Si se siente bien consigo misma, estará en forma para brindarle a su hijo el cariño que requiere.

Si la madre encuentra otra pareja y se casa, es necesario incluir a los hijos de relaciones precedentes en las decisiones y ajustes a la nueva vida. Es muy importante asegurar igualmente que el padrastro no abuse de su autoridad, ni física, ni moralmente, y mucho menos sexualmente, como sucede con más frecuencia de la que se sospecha.